Se equivocó Winston Churchill cuando afirmó: “Tras un recuento electoral, sólo importa quién es el ganador. Todos los demás son perdedores” Seguir leyendo “Y el ganador es… ¡todos!”