Los hábitos molan. Lo dice Robin Sharma en Triunfo. Una guía para alcanzar la plenitud (gracias a Ed. Debolsillo por hacérmelo llegar). Lo leo mientras vuelo a París y me paro a pensar en la afirmación que hace de que los hábitos marcan la diferencia entre la mediocridad y la maestría. Dice que no hacen falta muchos, bastan dos o tres realmente buenos. Seguir leyendo “Los hábitos del triunfo y el roble de Robin Sharma”