Mi amigo Eduardo Lazcano anda un poco pesado con el tema de la neurociencia. Y yo no sólo le escucho, sino que lo hago con atención, porque es de esos pocos tipos interesantes con los que te cruzas en tu carrera profesional, lo que te obliga a intentar empujarlo hacia un ámbito más personal, por puro egoísmo, para disfrutarlo más, supongo. Seguir leyendo “El marketing y la neurociencia”