Bajo el nombre de La mujer, clave en la regeneración política, el pasado 2 de marzo se dieron cita Rosa Díez, portavoz de UPyD, Cristina Cifuentes, Delegada del Gobierno en Madrid y recién nombrada candidata a la Comunidad de Madrid, y Carmen Montón, Secretaria de Igualdad del PSOE, en un debate que tuve la suerte de moderar.

¿Son distintas las capacidades de liderar entre hombres y mujeres? ¿La política es todavía un mundo de hombres? Tras estas primeras preguntas se abrió un interesante debate en el que Carmen Montón rechazaba la propia formulación (“no hay un liderazgo femenino, hay un liderazgo feminista, y eso es ideología”, dijo), Rosa Díez entendía que la gran diferencia no era el estilo del liderazgo sino la percepción del mismo según fuera masculino y femenino, cuestión esta sobre la que abundó Cristina Cifuentes.

“Existe la capacidad como existe la incapacidad de liderar, tanto en el hombre como en la mujer, pero sí es distinta la percepción que de este liderazgo se tiene”, Rosa Díez.

Preguntada Cristina Cifuentes sobre las cuotas, tras reconocer la diferencia que aún existe entre el sector público y privado, dijo no creer en ellas. Carmen Montón replicó que existe un techo de cristal “o de hormigón” que impide el desarrollo de las mujeres. “Las cuotas son antiguas, estamos ya en el momento de la paridad” y defendió las listas cremalleras en la política.

“Alcanzar la paridad será no sólo bueno para la mujer sino para el conjunto de la sociedad”, Carmen Montón.

Rosa Díez dijo que la conquista de la paridad es no ya una conquista feminista sino democrática. Quiso dejar claro Cristina Cifuentes que rechazar las cuotas no supone rechazar la igualdad por la que ella “siempre ha luchado” si bien cree que aquellas no son la mejor herramienta. Rosa Díez habló de la alta rotación de las mujeres en los parlamentos, que les impide consolidar su liderazgo.

“Estoy contra las cuotas y todo aquello que sea impuesto, creo en los principios de mérito y capacidad”, Cristina Cifuentes.

Preguntadas sobre la percepción de la igualdad entre los más jóvenes, Carmen Montón habló de la educación como talón de Aquiles de la igualdad. El debate rápidamente se deslizó hacia la violencia de género. Para Cristina Cifuentes, estos asuntos no deben ser tratados de manera partidista, afirmación que encontró el apoyo de Rosa Díez que añadió que, en la lucha por la igualdad, la educación es un elemento vertebrador.

Sobre la custodia compartida, las tres políticas defendieron el derecho prioritario de los menores, si bien no estaban de acuerdo en su materialización y vías.

Hubo una interesante reflexión sobre el uso del lenguaje en el debate político, los estereotipos, etc. Desde la defensa de las etiquetas hasta de cómo “se utilizan estas para esconderse tras ellas”, dijo Rosa Díez.

Puse sobre la mesa la posible desvertebración de la sociedad civil en España, citando el artículo La muerte de la sociedad civil, de Juan M. Blanco, visión esta negada por todas ellas.

El intenso debate llegó a su final con una reflexión sobre la responsabilidad de los medios de comunicación.

“La calidad de una democracia se mide por el grado de independencia y pluralismo de sus medios de comunicación”, Rosa Díez.

Aquí puedes ver el debate completo:

Anuncios