Hace ya tiempo que Francisco González, presidente del BBVA, alertó del riesgo para la banca de la llegada de nuevos competidores puramente digitales. En su cabeza, Google, Apple y Amazon, que trabajan ya para entrar en el negocio bancario. Los planes reservados de estos tres gigantes tecnológicos asustan a la banca española.

Ante esta amenaza caben dos opciones, esperar al cambio o provocarlo. Parece que esta última es la opción que toman CaixaBank, Santander y Telefónica a través de su joint venture Yaap.

Hoy ha presentado Yaap su proyecto Yaap Money, un servicio que permite realizar transacciones entre particulares a través del teléfono móvil de un modo inmediato, seguro y económico. Se trata de un servicio universal (para usuarios que no necesitan ser clientes de las citadas entidades bancarias u operador). Un servicio que nace sin cobro de comisiones y que, a mi juicio, nunca podría volver a serlo. En su esencia se encuentra su carácter social que permite enviar dinero a cualquiera de los contactos en las principales redes sociales (Facebook y Twitter). Se acabó conocer el número de cuenta para enviar dinero.

El proyecto es tan sencillo como hacer de las transferencias un uso como el que se hace en la mensajería instantánea, donde sustituimos mensajes por dinero. Y tan ambicioso como pretender un cambio en los usos y costumbres de las personas en lo que a transferencias de baja cuantía se refiere.

¿Será Yaap Money un éxito? Yaap cuenta con los inversores apropiados, que suman más de 25 millones de clientes en España y presencia en una quincena de países; y con un equipo de profesionales capaces, con Carlos Beldarrain a la cabeza.

¿Será eso suficiente? Sólo necesario. Se hace urgente crear masa crítica a la mayor velocidad posible, o lo que el propio Beldarrain llama “crear una categoría”.

Todo parece técnicamente impecable (seguridad Payment Card Industry, privacidad de las transacciones frente a redes sociales…), legalmente resuelto (sujeta a leyes de blanqueo de capitales), etc. pero habrá de demostrar capacidad de generación de lo que en el mundo de las tarjetas de crédito se llama “cuota de cartera”, es decir, al igual que con esas tarjetas de las que hacemos uso preferente de entre todas las que llevamos en la cartera, Yaap Money habrá de convertirse en app preferente para estas transacciones desde el móvil.

Captación de usuarios, eliminación de barreras de entrada (sin comisiones, sin percepción de riesgo de seguridad y privacidad), aplicaciones de micropago complementarias, expansión internacional… Asistiremos a otra carrera en el mundo de la transformación digital, que se caracteriza por premiar a los primeros generando durísimas barreras de entrada a los siguientes. No olvidemos que en este entorno el rápido se come al bueno.

La aplicación ya está disponible en la Apple Store y en Google Play (pronto para Windows). El usuario está en la calle. Esperemos que se encuentren.

.

ACTUALIZACIÓN 9 de octubre de 2014: Veo en mi extracto de la tarjeta asociada a la aplicación que Yaap sí aplica comisión, si bien ésta es a su vez automáticamente retrocedida. ¿Seguirá siendo así? De no serlo, la comisión aplicada para una transferencia de 5 euros sería de 0,44 euros, lo que equivale a un 8,8% de comisión. Absurdo.

Las comisiones de Yaap
Las comisiones que aplica Yaap.

.

ACTUALIZACIÓN 12 de septiembre de 2016: Parece que la aventura de Yaap Money acaba:

 

Anuncios