El Dorado es un mítico reino o ciudad en una zona donde se creía que existían abundantes minas de oro. Existe otro El Dorado en el mundo de los medios de comunicación en España, y su zona está claramente delimitada: los contenidos femeninos.

¿Pero hay oro en los contenidos femeninos? Hay una promesa de oro ilimitado, pero ni hay tanto, ni hay para todos. La ilusión la genera un pool de anunciantes de gran potencia en territorios como la moda, la belleza y el gran consumo que pivotan alrededor de un target, el femenino, perfectamente identificado como el de mayor potencial prescriptor y de decisión de compra.

La actual crisis de los medios ha hecho que estos descubran su interés por unos contenidos que nunca antes desarrollaron con auténtica vocación, convicción o conocimiento.

Esto ha generado algunas sorprendentes alianzas como es el caso de la protagonizada por Condé Nast y Prisa, con el lanzamiento de SModa, la revista suplemento de El País. O apuestas en papel, a pesar de un canal, el quiosco, que libra su última batalla, como la del Grupo Planeta con el lanzamiento de Grazia en España.

Internet no es ajeno a estas batallas y movimientos estratégicos. Dixi Media lo intentó con Mujer.es, proyecto que apenas aguantó unos meses. Otras batallas se libran frente a los proveedores de medición de audiencias. Es el caso de Hola.com, que persigue sin éxito ser incorporado como un medio femenino en la categoría Fashion, Lifestyle & Beauty de Comscore, que es la que agrega a los medios considerados femeninos.

Y hasta aquí el legítimo escenario convulso desde el punto de vista de los medios y los grupos de comunicación en España. ¿Y el también legítimo escenario en continuo movimiento de sus profesionales? Imparable. El último movimiento ha sido el fichaje de María Pardo, anteriormente en GQ (Condé Nast), como directora de la revista Marie-Claire (Grupo G+J).

¿Y quedan más movimientos? Algunas evidencias dicen que sí. Un pure player de internet, será el próximo movimiento. En el buscador de su principal cabecera ya se muestra en los resultados una nueva marca. Si nos pica la curiosidad un poco más, podemos comprobar que ese dominio está registrado. Su sintaxis recuerda la de otro de sus proyectos y quizás viene a resolver un problema común con Hola.com, el de no ser considerado un site femenino de moda y belleza sino de gossip o crónica social, aparte del histórico de no conseguir avalar audiencias mayoritariamente femeninas por cómo construye su tráfico en la actualidad.

¿Y qué más? Pues, de momento, ver si este nuevo medio cuajará o no, y en el caso de hacerlo, a qué medios desplazará y de cuáles acelerará su desaparición.

¿Y puede ser buena tanta competencia? Lo es. Y deseable. Todos bienvenidos.

 

ACTUALIZACIÓN 15/3/14: Hoy compruebo que ya fue lanzado Glamouratis.com

Anuncios