El pasado 27 de junio fui invitado por el Festival Internacional de Comunicación Infantil El Chupete, en su edición de 2013, a participar en la mesa redonda ‘Cuando la marca puede educar’, como parte de un programa más amplio alrededor del branded content que fue el hilo conductor de los dos días de festival que tuvo lugar en Madrid.

Compartí mesa con Nora Kurtin (Sapos y Princesas), Alejandro Perales (Presidente de la Asociación de Usuarios de la Comunicación – AUC) y Borja Adsuara (entonces Director General de Red.es), que moderó el debate.

Allí surgieron algunas reflexiones muy valiosas. Para mí tiene especial interés una afirmación que lanzó Borja Adsuara: “las marcas educan siempre. De lo que hay que hablar es de qué valores inculcan“.

En el desarrollo de la mesa, Alejandro Perales expuso algunos miedos sobre cómo de invasivas podían ser las marcas en la transmisión de sus valores.

Nora Kurtin habló de cómo las TIC deben ser filtradas en la familia. A raíz de eso, quise insistir en la necesidad de que los padres conozcan la realidad de las nuevas tecnologías de la información, muy especialmente la de las redes sociales: si no lo hacen por ellos, que lo hagan por tratar de entender el entorno de relación en el que se moverán sus hijos.

Quizás porque llevaba algunas ideas para invitar a la reflexión que no pudieron ser abordadas por un cambio de formato, lanzo aquí 10 reflexiones sobre el papel de las marcas en la educación de nuestros hijos:

1. La educación entendida como perfeccionamiento de cualidades intelectuales es un excelente campo de oportunidad para las marcas. ¿Cómo no va a ser una oportunidad de excelente impacto que un dentrífico le enseñe a los niños cómo cepillarse los dientes?

2. Los niños aprenden jugando. Cuando el término estrella de los últimos meses es ‘gamificación‘, ¿hace falta explicar la oportunidad?

3. El branded content: la marca al servicio de su público objetivo. Vayamos a una buena definición, bien desglosada, para no perder de vista ninguna de sus implicaciones y, por tanto, de oportunidades y requerimientos:

  • El branded content es el contenido generado…
  • … gracias a la aportación de una marca comercial…
  • … con la finalidad de ofrecer un contenido o servicio de interés para su consumidor.

4. La oportunidad de la tecnología: la tecnología al servicio de la educación. En los puntos anteriores, la tecnología juega un enorme papel posibilitador.

5. El consumidor y el respaldo a los valores de marca por el libre ejercicio del consumo. Esta reflexión lo es sobre el papel del consumidor y su responsabilidad derivada del libre ejercicio de su consumo.

6. La responsabilidad de los medios, por pequeños que sean. Tras hablar de la responsabilidad del usuario o consumidor, no se puede olvidar la de los medios que proveen una información que condicionará la decisión de aquellos.

7. Las empresas y sus marcas transmiten valores más allá de sus productos. Y hoy más que nunca, cuando se someten al riguroso escrutinio del consumidor a través de múltiples vías. Las empresas transmiten esos valores en sus políticas de proveedores, de responsabilidad social, de patrocinios, de comunicación, de recursos humanos…

8. La educación entendida como transmisión de valores no puede dejar de ser una responsabilidad de las familias. A veces hace falta recordar lo obvio, pero no abdiques como padre, de tu responsabilidad de educar en valores.

9. Nos gustan las marcas. Las marcas pueden ser nuestros mejores cómplices en la tarea de educar. Como consumidores, pidámoslo. Como marcas, brindemos esa oportunidad a nuestro público objetivo.

10. No hay educación relevante sin una relación relevante. Papás: pónganse las pilas.

iDad

.

– Post relacionado: ¿Niños competitivos? No, niños mejores.

.

Anuncios