Pregúntate si en tu medio se dicen estas cosas o se tienen estas actitudes que garantizan el fracaso:

1. “Internet es el futuro”: ¿de verdad alguien cree aún que internet es el futuro? Internet era el futuro hace 15 años. Hoy es sólo nuestra realidad diaria en cuanto a lo que a comunicación se refiere. Yo pregunto en las entrevistas de trabajo: “¿por qué quieres trabajar con nosotros?”. Si el candidato responde “porque internet es el futuro”, hay que enviarlo a la casilla de salida.

2. “La tecnología es una commodity”: es decir, que la tecnología es un bien barato, homogéneo, sustituíble y fácilmente adquirible e intercambiable. Pues bien, la tecnología sólo es una commodity para el que no sabe de lo que habla. La innovación en tecnología es clave.

3. “Internet es gratis”. Pues mire usted, una cuenta en Twitter, en Facebook o este blog, sí. Para todo lo demás, como con todo lo demás: invierta.

4. “Ya conocemos muy bien a nuestros usuarios”: muy típico en los medios de toda la vida esto de pensar que como ya conocemos a nuestro lector en papel lo conocemos también en internet. Dos preguntas: ¿alguién cree que son los mismos? ¿Son los comportamientos de los usuarios iguales en la red que fuera de ella? Invirtamos en conocer a nuestros usuarios, investiguemos mercados.

5. “Los medios no son rentables en internet”: el error de extrapolar. Esto suele ser cierto en el medio del señor que nos regala la frase. ¿No estamos ya hartos de ver medios que sí lo son?

6. Los periodistas defienden lo suyo: cuidado, porque uno defiende algo frente a alguien. Cuidado con los medios donde los periodistas se encastillan frente a ‘los de internet’ sin entender qué lugar ocupan en el engranaje. Cambiemos los que no funcionen, para que la máquina no se nos pare.

7. “Una cosa es el diseño y otra el contenido”: y dale. Declaremos la guerra al ‘Lorem Ipsum’. La propuesta es de mi amigo Álvaro Varona. Me sumo. ¿Qué es esto de presentar un diseño plagado de ‘Lorem Ipsums’? Si el diseñador no sabe qué va en cada sitio, qué importancia tiene y cómo se desarrolla ese contenido, nos puede entregar los diseños hechos al óleo, nos valdrán para lo mismo.

8. “Las métricas no son importantes, lo importante es nuestra marca”: pues no has entendido nada. La fidelidad de las marcas no pasan la prueba de la red, tengámoslo bien en cuenta. Además, conociendo nuestras métricas, evitaremos hacer el ridículo en foros públicos, frente a anunciantes, etc.

9. “Hemos puesto en internet a los más jóvenes”: eso no parece ni bueno ni malo, salvo que ‘jóvenes’ sea un eufemismo que oculte a gente sin experiencia, mal pagada, sin criterio… Estos sólo tienen una ventaja: no incomodan.

10. “A ver si con internet compensamos las pérdidas del papel”: lo tienes claro, como internet sea tu tabla de salvación, tu medio subsidiario, cuando se te haya hundido el papel, que se hundirá, seguirás en el comienzo, esperando el pistoletazo de salida, y tus competidores estarán tomando una Coca-Cola, ya en la meta, listos para el próximo reto.

.

Escribiendo este post, me doy cuenta de que en la conferencia presenté un decálogo sin saberlo. Sospecho de los decálogos. Suelen ser demasiado simples para una vida que, por fortuna, es mucho más rica y compleja. Por eso, un punto más:

11. No des nada por sabido: éste punto vale, además de para romper el decálogo, para la vida misma.

..

<< Medios online vs. medios offline (WAN IFRA I)

Tecnología, sí… y antropología. (WAN IFRA III) >>

.

Anuncios