Fue en la presentación del estudio Mujeres e Internet en Europa, cuando Félix García, uno de los mejores directores de hoteles del mundo, y director del hotel en el que presentamos el estudio, pasó a saludarme.

Intercambiamos impresiones sobre nuestros respectivos sectores en general y nuestros proyectos en particular. Las cifras de su hotel son la envidia de un sector que está sufriendo de forma especial esta crisis que no se decide a abandonarnos.

Yo le comenté sobre los principales datos de enfemenino.com, que también son unos buenos datos. “Estamos teniendo suerte, Félix”, le dije. “Sí, Jorge, pero como dice un amigo mío, suerte es “planificación detallada, el rigor y mucho trabajo”, replicó.

Y es que, como luego continuamos hablando, la suerte no visita donde no se le da la oportunidad.

Algunos de mis colegas dicen que mi amigo Carlos ha tenido mucha suerte en la vida, porque le va muy bien. Pero cuando nosotros nos íbamos de copas, él se sumaba más tarde, si podía, porque estaba creando una pequeña empresa a la vez que estudiaba. Y con unos ahorros que su esfuerzo le costó reunir, se pagó un MBA en una de las mejores escuelas de negocio del mundo, mientras sus amigos planificábamos unas vacaciones de quitar el hipo. Y siempre estaba estudiando idiomas.

Esto me recuerda que estos días se habla de subir los impuestos a las rentas más altas, y Carlos debe de ser una de ellas. ¿Por qué penaliza nuestro sistema fiscal a los más esforzados como él? Eso es tema para otro post.

Ahora pienso en todos aquellos mileuristas de gesto agrio que definen su situación en comparación con las de otros que “sí que han tenido suerte”. Todos ellos nunca la tendrán, probablemente porque sus energías están dirigidas hacia el lamento, la comparación envidiosa y la total aversión al riesgo.

No seré yo quien diga que la suerte no existe. Hoy nos ha contado Marcelino que le han tocado 70.000 euros jugando al cupón de la ONCE. Compró dos billetes el viernes. Eso es suerte. Pero lo demás, como dijo el amigo de Félix, es planificación detallada, rigor y mucho trabajo.

.

Anuncios