Cómo no usar las redes sociales

Cómo (no) usar (nunca) las redes sociales


 

A raíz de un fantástico post titulado Fin de curso. Entre la excelencia y la bondad, en su blog Mar de fondo, conocí a Pepe Álvarez de las Asturias. Empecé a seguirle en Twitter y, por ello, he sido testigo de algo que merece la pena comentar.

Ayer pude ver cómo no debe usarse nunca una red social. Y por eso quiero hablar de lo que considero una mala práctica.

Las redes sociales son un instrumento perfecto a través de las cuales establecer una comunicación con aquellos con los que éstas te permiten relacionarte. Y esa comunicación debe ser honesta, sincera, y abierta al intercambio. A cambio, las redes no son nunca un púlpito o un altar desde el que impartir doctrina o en el que recibir adoración. La aspiración es legítima, pero el foro escogido, erróneo.

La conversación que ayer pude seguir, y en la que intervine, fue la que protagonizaron Pepe Álvarez de las Asturias y un Diputado en el Congreso, Santiago Cervera:

Parecía bastante fácil entender lo que Pepe Álvarez de las Asturias preguntaba. Y parecía bastante fácil responderle (de no ser por la falta de libertad que exhiben nuestros diputados de hablar fuera de lo marcado por sus partidos).

Un diputado en el Congreso puede pensar que él no está para tonterías (o sandeces, tal y como le dice a otro usuario), para réplicas o para explicaciones a aquellos a los que representa. Está en su derecho, no se lo neguemos. Pero no son entonces las redes el sitio en el que exhibir ese comportamiento. Para comunicaciones simples y unidireccionales ya están los mítines, mucho más adecuados que Twitter.

También podemos hablar a raíz de estos tuits sobre cómo mostramos en las redes sociales la percepción que tenemos de nosotros mismos. Generalmente, muy por encima de la real. Dice Santiago Cervera en su biografía de Twitter: “Se me conoce públicamente por ser Diputado en el Congreso.” Pues no, hay que ser realistas: ni a Santiago Cervera se le conoce públicamente por ser Diputado en el Congreso (apenas conocemos los nombres de los ministros del Gobierno), ni probablemente este post sea leído por más de 250 personas.

Cada uno en nuestro sitio.

.

Post relacionados:

- Yoani Sánchez: el activismo en las redes sociales

- Redes sociales: riesgos y responsabilidades de uso

- Redes sociales: objetivos, usos y experiencias

- El torpe comunicado de Unidad Editorial sobre el uso de las redes sociales

- ¿Se deben borrar los tuits?

- El caso Carlota Sacristán (su jefe se burla porque tiene sólo 2 seguidores en Twitter)

.

About these ads
Esta entrada fue publicada el 13 junio, 2012 a las 7:55. Se guardó como Comunicación, Internet, Marketing, personal branding, Transformación digital y etiquetado como , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

11 pensamientos en “Cómo (no) usar (nunca) las redes sociales

  1. Le faltó decir \”¡usted no sabe con quién está hablando!\” De verdad, hasta que los diputados, senadores, presidentes autonómicos, alcaldes, concejales -y ese largo etcétera que nos pesa como una losa- no se enteren de que han sido elegidos por los ciudadanos para servir a los ciudadanos (repito, servir), no avanzaremos. \”El dinero público no es de nadie\”, dijo la exministra Carmen Calvo. Y así nos va.

  2. Este post suyo, Sr. Segado, refleja una de tantas evidencias que encontramos a diario en esta España nuestra de que los políticos que tenemos no están a la altura de los tiempos que corren.

    Las redes sociales brindan hoy día, por primera vez en la historia, una ocasión inmejorable para acercar el mensaje político al ciudadano. Y, recíprocamente, para hacer llegar de la manera más directa el sentir de la calle a aquellas estructuras y cargos políticos comúnmente alejados del pulso de la calle.

    Cada vez se nos hace más evidente que nuestra clase política va a remolque de la ciudadanía en cuanto a determinadas sensibilidades. Una vez más.

    Le felicito por el post. También una vez más.

    Un saludo.

    • Necesitamos que nos dirijan los mejores sin olvidarse de a quien sirven y administran y, parece, que ni son los mejores ni tienen presente a quién sirven. Este es uno de esos posts tristes, que no invitan al optimismo.

      Pues pongámonos en marcha sin ellos, o a pesar de ellos.

  3. peep jordan en dijo:

    251 :)

  4. Pingback: Yoani Sánchez: el activismo en las redes sociales | El blog de Jorge Segado

  5. Pingback: Redes sociales: riesgos y responsabilidades de uso | El blog de Jorge Segado

  6. Pingback: El torpe comunicado de Unidad Editorial sobre el uso de las redes sociales | El blog de Jorge Segado

  7. Pingback: ¿Se deben borrar los tuits? | El blog de Jorge Segado

  8. Pingback: Redes sociales: objetivos, usos y experiencias | El blog de Jorge Segado

  9. Pingback: ¿Boicot, veto? La responsabilidad de las marcas y los usuarios | El blog de Jorge Segado

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 84 seguidores

%d personas les gusta esto: