Brújula para navegantes emocionales, de Elsa Punset
Brújula para navegantes emocionales, de Elsa Punset

Estoy leyendo el último libro de Elsa Punset, Brújula para navegantes emocionales, porque me recomendaron específicamente su segundo capítulo, muy útil para manejar a esas pequeñas personitas que Dios nos manda sin libro de instrucciones.

Elsa introduce así su libro: Navegar sin naufragar por el mundo de las emociones requiere una brújula. Porque no basta con amar: hay que amar de forma incondicional. No basta con escuchar: hay que escuchar atentamente. No basta con intentar resolver los problemas de quienes amamos: hay que ayudarles a responsabilizarse y a sobreponerse a los obstáculos (…) Si tenemos hijos, no basta con alumbrarles y proyectar en ellos nuestras esperanzas. Necesitan que les eduquemos con amor incondicional (…)

Y creo que esta declaración de intenciones que tiene que ver con la pasión, la incondicionalidad, con intentar llegar más allá en definitiva, es la única actitud válida ante la vida, una actitud de viajero y no de turista.

Jacques Courtin-Clarins, fundador del imperio Clarins
Jacques Courtin-Clarins, fundador del imperio Clarins

Hace unos días me reuní con Olivia Manjón en la sede de Clarins de Madrid. Mientras la esperaba, pude ver cómo un mensaje del fundador de la firma recibía a los que allí llegábamos: Hacer más, hacerlo mejor y disfrutar haciéndolo“, Jacques Courtin-Clarins.

Y ésto, a su vez me recordaba un vídeo que hacía no demasiado había visto por la red. Era una conferencia de Emilio Duró que me recomendó ver Elena Bonet. Tengo que decir que este vídeo de Emilio Duró es de lo que más me ha impresionado de lo que he visto, leído u oído en las últimas semanas.

Emilio posee una increíble capacidad de comunicar y de relacionar temas para llegar a una clara conclusión: Aquellos que no llevéis una vida que os apasione, aquellos que no tengáis un trabajo que os apasione, aquellos que no os levantéis por la mañana y digáis “que suerte, un día más”, estáis muriendo.

Y como el principal propósito de mis posts es que me sirvan de recordatorio, aquí dejo la ponencia que es, a mi juicio, brillante.

Atención: dura casi dos horas. El aviso es porque si no dispones de ese tiempo ahora, tendrás que buscarlo. Porque merece la pena. Y porque ya va siendo hora de ponerle un poco de pasión a la cosa…

.

.

P.D.: Creo que invitar a Emilio a una jornada de team-building en nuestras empresas es una excelente propuesta. Para nuestros equipos y para nuestras empresas.

.

.